Apropiados para la extracción de aire en general, gases y vapores o para la inyección de aire en recintos tales como salas de cine, tiendas, almacenes, establos, gallineros, etc. Empleados para disipar el calor producido por equipos que requieran constante refrigeración, como motores y transformadores de potencia. Los ventiladores axiales con elevado caudal de aire son especialmente aptos para ser instalados sobre paredes o ductos en cualquier posición axial.