Limpieza Criogénica


Los motores eléctricos son cruciales en el sector industrial y cuando la suciedad, hollín, grasa y aceite se acumulan, con el tiempo la maquinaria puede comenzar a sobrecalentarse y funcionar de forma inadecuada. Una situación que podría traducirse en fallos potenciales. Para evitar tales situaciones, en IME hacemos uso de la técnica de limpieza criogénica, una técnica no abrasiva, no corrosiva ni conductiva, sin uso del agua y que elimina de forma fácil y rápida cualquier resto de suciedad.

El sector eléctrico ha encontrado un método capaz de recortar el tiempo de limpieza, eliminar los residuos secundarios, reducir los costos de agua y saneamiento, además de estar delante de una limpieza no abrasiva, que no requiere parar la producción y con una responsabilidad con el medioambiente.

 

 

 

¿Cómo funciona?

 

La limpieza criogénica utiliza el hielo seco suave, acelerado a una velocidad supersónica produciendo mini explosiones en la superficie del equipo para eliminar los elementos no deseados, es decir, la suciedad. Una técnica de limpieza con unas ventajas únicas.

El hielo seco se coloca en el recipiente que dispone la máquina para tal efecto. De allí los pellets son transportados mediante un dispositivo dosificador y aire comprimido hacia la manguera. A través de boquillas de alto rendimiento, calculadas exactamente para cada aplicación, se proyectan los pellets junto con el aire comprimido sobre la superficie a limpiar. Debido al enfriamiento repentino de la superficie (-79°C), la suciedad adherida se resquebraja, se desprende del material base (efecto térmico) y es barrida definitivamente por los pellets siguientes (efecto mecánico).

Al contrario del conocido arenado en este caso no se produce ningún daño en la superficie tratada, ya que los pellets no son abrasivos, sino que al impactar con la superficie a limpiar se convierten en gas (subliman), y sólo quedan los restos de la suciedad eliminada. De este modo se evitan los gastos adicionales y pérdida de tiempo en la eliminación de los restos del método de limpieza (por ejemplo la gran cantidad de arena en el arenado).

 

 

 

 

 

 

Ventajas de la limpieza criogénica


  • Mayor Rapidez. No se necesita una preparación previa, desmontado ni aislar partes delicadas.
  • Mayor Eficacia. Limpia zonas de difícil acceso donde otros sistemas no llegan.
  • Sin contaminación. Únicamente hay que recoger algún resto de suciedad que se pueda desprender de la máquina.
  • Sin abrasión. Respecta hasta los detalles más delicados de las superficies como numeración de serie ya que no erosiona, tan solo limpia.
  • Ahorro de costos. Al eliminar el proceso de desmontado, aislamiento de partes delicadas, recogida y procesado de residuos, una más que notable reducción del tiempo de limpieza y medios humanos una menor parada del proceso productivo, el ahorro puede llegar a alcanzar el 80%.
  • Sublima directamente de hielo a gas. Al no pasar por la fase líquida no deja rastro de agua ni posibilita la formación de óxido.
  • No se añade nada a la limpieza. Sólo es CO en estado sólido, no se utilizan detergentes ni productos químicos.
  • Reduce costos de eliminación de residuos. El único residuo resultante es el que contiene la superficie a limpiar.
  • Limpieza sin desmontaje. Se evitan largas y costosas paradas de producción, medios humanos y técnicos en desmontar y preparar las superficies a limpiar.
  • Limpieza de instalaciones eléctricas. Las superficies se pueden limpiar sin riesgo alguno ya que el hielo seco no es conductor.

 

Aplicacion en las diferentes industrias :

 

  • Alimentos y bebidas
  • Plásticos
  • Imprenta
  • Caucho y pegamentos
  • Madera
  • Empacadoras
  • Farmacéuticas
  • Eléctricos
  • Fundición y metalurgia
  • Automotriz
  • Marítima
  • Agregados y cementera
  • Maquinas en general

 

¿Por qué es importante una limpieza criogénica de la maquinaria industrial?

 

Si necesita limpiar moldes de inyección calientes, eliminar las rebabas de piezas industriales o restaurar maquinaria industrial deteriorada por restos de suciedad, la limpieza criogénica proporciona respuestas a su aplicación específica de preparación de superficie y limpieza. Además de eliminar todo resto sobre cualquier tipo de superficie, no genera ningún tipo de residuo secundario. Con la limpieza criogénica pueden limpiarse desde máquinas de imprenta a maquinaria textil, eliminando el hollín, la grasa y el aceite acumulado que hace que la maquinaria funcione de forma incorrecta. La limpieza criogénica de esta maquinaria es importante tanto para su mantenimiento como para su perdurabilidad en el tiempo, evitando la peligrosidad y los programas costosos de reparación.

 

La limpieza criogénica limpia in situ sin desmontaje ni enfriado. Además, no es abrasiva, conductiva ni corrosiva, y no utiliza agua, eliminando de forma fácil y rápida cualquier resto de suciedad.